Memorabilia


El Día Después – París (1ro, 2do y 3ro)

    Hola...
    Sigo contando mi viaje, ahora desde París.
    Paris ocupa en mi vida un lugar especial en muchos sentidos. Es el lugar en el que se habla un idioma con el que me he sentido identificado desde los 12 años, cuando por primera vez tuve contacto casi diario con él, gracias a que en el colegio, por haber estudiado en una división PAR, me tocó a mí, junto con la otra mitad del colegio, tener el idioma francés como una de las lenguas extranjeras. En mi época de estudiante, además de la lengua extrajera, los alumnos teníamos que estudiar latín durante los 6 años que duraba el bachillerato, y tuve la opción de estudiar también, durante un año, dos lenguas que para mí eran importantes pero no obligatorias: el griego antiguo y el japonés.
    Volviendo a mi relato, de la ciudad en la que estoy ahora, hace un año atrás no podía recordar casi nada. Me anoté en la Alianza Francesa para tomar un curso de conversación y ver si la falta de memoria me había quitado el idioma que más he querido durante 40 años, y en el que después de terminar el colegio me anoté para seguir estudiándolo. Solamente pude seguir un año más, porque mis horarios de trabajo y la facultad no me permitieron hacer más. Terminé el séptimo y lo dejé. Pese a haber tenido que apartarme de la Alianza, el cine francés siempre fue uno de los que más me atrajeron, y eso me ayudó a mantener el idioma con bastante fluidez. Cuando la profesora, hace unos 8 meses, me tomó el examen, me ubicó en el grupo de alumnos que quieren el francés como su lengua extranjera "desde siempre". Con excepción de una alumna que también hizo su secundaria en el mismo colegio, soy el más joven del grupo y disfruto cada semana haber vuelto a la Alianza.
    París tiene muchas cosas de las que disfruté siempre: su diversidad poblacional pero con una unidad cultural (ecléctica), sin "buenos" y "malos", sino con matices importantes. Una gastronomía que para mí ha sido excelente y que de alguna manera me permitió crear un canal de TV ("elgourmet.com"). Si bien cada plato que sirven sigue fielmente las tradiciones antiguas, noto que se está abriendo hacia una cocina mucho más natural, en la que conviven los sabores de todo el mundo, dándose lugar a aportar creatividad a un rubro muy sensible, ya que tiene "el sabor" como el eje de su búsqueda.
    El otro elemento importante es que París es una ciudad para caminarla todo lo que podamos, porque es muy rica en su diseño, y porque se permiten utilizar dos elementos que han sido difíciles de combinar en el mundo que yo he visto: hacen una rica combinación del TODO con cada una de las PARTES. Esto hace posible que París tenga una unidad en su forma y estilo, pero con infinitos detalles en cada una de sus partes.
    Sigo en otro momento, desde la ciudad luz.
    (En el hotel que estoy, si bien es muy, muy sencillo, queda exactamente enfrente del Louvre, sobre la margen izquierda del Sena, y en este hotel pasaron muchas de sus noches Richard Wagner, Charles Baudelaire, Jean Sibelius y Oscar Wilde. Esto resume lo que siento en París... haber estado en contacto con ese mundo)…

background

Por Claudio Bevilacqua

Audio Texto